cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Cura radical
    Gracias a un cambio radical del surtido y la introducción de nuevos embalajes, la cervecería privada más antigua de Suecia, Åbro Bryggeri con sede en Vimmerby, hace unos pocos años logró cambiar su destino para bien.

    La milagrosa idea fue sobre todo la introducción de la sidra «Rekorderlig», la cual tuvo una fuerte acogida a nivel mundial. Entretanto Åbro dispone de tecnología de llenado de punta con la nueva línea de latas de Krones y la recién instalada línea de botellas de vidrio no retornable de Krones.

    Cervezas de excelente calidad

    La sidra «Rekorderlig» es producida entretanto en 17 sabores, desde la sidra normal con sabor a manzana hasta la sidra con sabor a naranja-jengibre o fresa-limón con un grado alcohólico de 4,0 a 4,5 por ciento en volumen. La sidra preparada según la receta sueca casera y con una etiqueta con atractivos dibujos hechos en casa es promocionada en los medios con un toque hipermoderno, juvenil y elegante, siendo los protagonistas surfeadores y practicantes del snowboard.

    Paralelamente a la sidra Åbro invirtió en la calidad y diversidad de las cervezas. «Cambiamos el carácter de las cervezas», explica el maestro cervecero jefe Lennarth Anemyr. «En el proceso cervecero empleamos, por ejemplo, además del método de maceración por infusión, también nuevamente aquel por decocción. Producimos la cerveza tipo lager según el ejemplo alemán, bávaro y checo, buscamos crear cervezas más interesantes. La prioridad siempre la tienen la facilidad de digestión y la palatabilidad de la cerveza».

    Este compromiso en cuanto a calidad de la cerveza fue recompensado con múltiples premios internacionales, el más reciente fue el máximo galardón como cerveza campeona para la cerveza Bryggmasterens Premium Gold en la categoría cerveza tipo lager, obtenido en la cata de cervezas del concurso «International Brewing Awards 2013». Åbro también le apuesta a la calidad en la importación de cervezas. Algo menos de 40 marcas mundiales aparecen en la lista de las cervezas importadas por Åbro, desde la Duvel belga hasta la Weihenstephaner alemana. En el expendio propio de la cervecería hay incluso 101 cervezas diferentes en la carta de bebidas: vivir y dejar vivir. Hasta la fecha Åbro produce alrededor de 20 cervezas diferentes.

    Pippi Calzaslargas y Miguel el Travieso

    Pippi Calzaslargas y Miguel el Travieso

    Se dice que los habitantes de la provincia sureña sueca de Småland, donde la cervecería Åbro tiene su sede, son tenaces, tercos, ahorradores hasta la tacañería.

    Oriundo de Småland, es por ejemplo, el fundador de IKEA y multimillonario Ingvar Kamprad, conocido por su austeridad. Concretamente, la cervecería fue fundada en 1856 en la pequeña población de Vimmerby y en 1889 fue adquirida por el bisabuelo de la actual familia propietaria Dunge. Esto la convierte en la cervecería familiar sueca más antigua.

    El nombre de Vimmerby no sólo despierta reacciones entre los amantes de la cerveza Åbro, sino también entre todos los adeptos de Pippi Calzaslargas, Miguel el Travieso, Superdetective Blomkvist o los niños de Bullerbyn. Su madre espiritual Astrid Lindgren nació aquí en 1907 y los primeros años de su infancia los pasó en Vimmerby.

    Línea de latas de Krones como primera línea completa

    La nueva estructura de ventas y de surtido modificada radicalmente naturalmente también implicó cambios en el diseño de las líneas de embotellado. En el año 2000 Åbro operaba cuatro líneas: una para botellas de vidrio, una segunda para envases PET, una tercera para latas y la cuarta para kegs. En aquella época el porcentaje de envases de vidrio aún ascendía a un 60 por ciento. Debido a la renuncia cuasi completa al surtido de gaseosas aromatizadas se paró y vendió la línea PET, la cerveza y la sidra se envasaban sólo en latas, botellas de vidrio y kegs. En 2007 Åbro instaló nuevamente una línea PET, lo que resultó ser una inversión equivocada. Dos años más tarde la cervecería volvió a vender la línea con tan sólo 200 horas de servicio. «Es mejor subsanar rápidamente un error, en lugar de lamentar por años una decisión equivocada», opina Mats Sköldestig. «Luego, en todo caso nos quedó muy claro que sólo debíamos hacer una inversión después de contar con las capacidades de demanda y nunca especulativamente de antemano.»

    Eso sucedió en el 2010. Åbro instaló adicionalmente a una línea existente más antigua de latas una línea completa de latas de Krones con un rendimiento de 70.000 latas por hora para latas de 330 y 500 mililitros para el envasado de cerveza y sidra. Al mismo tiempo fue la primera línea completa de un solo proveedor instalada por Åbro. En el 2011 Åbro volvió a invertir, en esta ocasión en una línea combinada de botellas de vidrio retornables/no retornables con un rendimiento de 45.000 botellas por hora, con máquinas individuales de diversos fabricantes. El año 2011 también marcó la consolidación internacional de la sidra «Rekorderlig», sobre todo en Inglaterra. Las inversiones efectuadas en paralelo en restaurantes y pubs suecos, apenas un año más tarde hicieron necesario substituir la línea de kegs por una nueva. Ahora, en total, el porcentaje del llenado de cerveza y sidra en latas aumentó a un 60 a 70 por ciento.

    Nueva línea de vidrio: «Queríamos el diseño perfecto.»

    Sin embargo, la exportación de la sidra cada vez con mayor éxito casi agotó nuevamente la capacidad de la línea de envases de vidrio. En consecuencia, Åbro decidió construir una nave de embotellado y de almacén completamente nueva sobre un terreno de 8.000 metros cuadrados junto a la cervecería e instalar allí una segunda línea de botellas de vidrio. En esta ocasión la cervecería familiar optó nuevamente por una línea completa y por Krones. «La competencia por el pedido de esta línea fue reñida, aunque no en términos de precio en primera línea», comenta Mats Sköldestig . «Lo que finalmente nos convenció fue el concepto de solución integral. Queríamos el diseño perfecto y finalmente lo recibimos de Krones. Por ejemplo, inicialmente se tenía previsto un pasteurizador de túnel, en cambio ahora es posible usar un pasteurizador flash para todas las cervezas. Debido a la opción del llenado en caliente de la sidra a aproximadamente 18 a 19 grados Celsius podemos prescindir de un calentador antes del etiquetado. Krones también adaptó la disposición de forma ideal a nuestra visión en términos de espacio de integrar la línea en la nave combinada de almacenaje y embotellado.»


    Máquinas y soluciones seleccionadas
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1